Metodología BIM en proyectos y obras de NAPISA

La metodología BIM (Building Information Modeling) ha llegado para quedarse. No hay duda alguna. Las ventajas funcionales y económicas que aporta, la hacen imprescindible para el presente y futuro de la edificación y la obra civil.

La evolución hacia nuevas metodologías de trabajo es consecuencia inevitable de una concepción cada vez más industrializada y tecnológica, y como hace décadas se viene haciendo en la industria, ha llegado a la construcción, un ámbito considerado tradicionalmente como “artesanal”.

Cuando hablamos de BIM, debemos insistir en las tres caras que lo forman, pues no sólo implica nuevos software o herramientas de trabajo, sino también procesos y comportamientos.

Asumir unos comportamientos de trabajo, nos facilitará el trabajo colaborativo tanto a nivel interno, entre diferentes departamentos de nuestra empresa, como a nivel externo con otras empresas.

Saber procesar todo tipo de parámetros y datos que incluyen nuestros modelos tridimensionales, nos facilitará tanto la obtención de información, como la modificación o ampliación de la misma a lo largo de la vida del proyecto.

Del mismo modo, conocer las herramientas adecuadas, nos permitirá generar un “modelo” o “gemelo digital” tridimensional, para el aprovechamiento de los diversos usos que establezcamos.

De este modo, el “gemelo digital” tendrá toda la información requerida desde la primera instancia de implantación, dimensiones, materiales, calidades, especificaciones técnicas, certificados de calidad, instalaciones… Todo ello en un estándar informático compatible con diferentes herramientas, accesible a todos los técnicos, empresas, administraciones, etc., que estén autorizados y que intervengan en el proceso de proyecto, legalización, construcción, control y uso o explotación del edificio o infraestructura.

En NAPISA, y dentro de un proceso continuo de mejora de procedimientos y formación de nuestro personal, ya utilizamos a pleno rendimiento en nuestro departamento de proyectos para obras de construcción llave en mano la metodología BIM. Esta nos proporciona importantes mejoras en tiempo y control económico de nuestras ofertas, evitando en gran medida los errores, carencias o inexactitudes y nos permite tener una documentación gráfica y técnica actualizada y accesible por los intervinientes, hasta el final del proceso.

Finalmente, una vez se entrega el edificio al cliente, incluimos el “gemelo digital” como documentación “as built”. Este modelo continuará evolucionando de acuerdo al mantenimiento, conservación y cambios que se realicen en el inmueble. Esto permitirá la explotación del mismo, ya que se dispone de todo tipo de información siempre actualizada, así como de un control en tiempo real de cualquier tipo de alerta de errores o fallos que puedan producirse en equipos, máquinas de climatización o correctos consumos de energía, por ejemplo.

En definitiva, la metodología BIM es el paso definitivo para la modernización, tecnificación e industrialización de la construcción; y NAPISA está (y estará) a la cabeza de este avance decisivo.
Comparte en redes: